Lara: Familiares de privado de libertad fallecidos en Cicpc exigen profunda investigación

Lara: Familiares de privado de libertad fallecidos en Cicpc exigen profunda investigación

Padres de Pedro Terán solicitan al Ministerio Público que averigüe lo que realmente pasó en la Subdelegación Barquisimeto

Equipo UVL - Lara, 11/09/2018

Pedro José Terán y Marisela Patiño de Terán están dispuestos a hacer lo que sea por lograr justicia para su hijo Pedro Javier quien estaba detenido en el Cicpc de la Zona Industrial y murió el pasado lunes tres de septiembre. “Ahí pasó algo más, por eso exigimos al Ministerio Público que investiguen bien. Mi hijo no estaba involucrado en lo que los funcionarios lo culpaban y terminó muerto” sueltan ambos antes de quebrarse en llanto.

La versión conocida un días después del hecho indica que Pedro José formó un revuelo el domingo dos de septiembre cuando gritaba su inocencia dentro de los calabozos lo que generó la molestia de otros privados de libertad y se formó una riña en el que resultó muy golpeado. “No tenemos conocimiento de esa riña, pero la ponemos en duda porque mi hijo no era violento. Por eso pedimos a fiscalía que investigue lo sucedido, que vayan hasta esa boca de lobo donde lo metieron y que averigüen qué fue lo que verdaderamente pasó” pidieron al unísono los papás.

Pedro Javier, de 24 años, fue detenido junto a cuatro hombres más en Veragacha el 20 de agosto. Cuentan los padres del muchacho que a todos los detuvieron por el robo de equipos  electrónicos y otros artículos de una estación de antenas radiofónicas que hay en el sector. “Él no es culpable. Pedro Javier se dedicaba a la realización de chorizos conmigo y antes de eso fue mototaxi, pero ladrón no” enfatiza su padre quien detalla que la inocencia de su hijo fue comprobada por el empleado de seguridad del sitio donde ocurrió el hecho. “Ese vigilante hizo una ronda de reconocimiento en el Cicpc y exculpó a mi hijo. El trabajador de esa radio dijo que mi hijo junto a un menor de edad no tenían nada que ver en ese robo y duró 13 días metidos en esos calabozos hasta que lo mataron y el menor de edad si salió libre” expresó el señor Pedro con contundencia.

Pedro, quien estaba casado y era padre de una niña, fue sacado a un centro de salud a las 2 de la tarde del lunes 3 de septiembre. Cuentan los padres que le vieron heridas abiertas leves en el brazo y parte de la espalda además de moretones por un costado y espalda. Detallan que durante el traslado al hospital IVSS de Barrio Unión tomaba bocanadas de aire y no hablaba. Explican que debido a su condición, fue referido al hospital central, pero allí murió a las 7 de la noche. “A mí me informaron que él estaba grave desde la noche anterior (domingo 2 de septiembre) y lo llevaron a un médico 10 horas después” acotó la madre.

“El vigilante fue dos veces a hacer reconocimiento de los detenidos y dijo dos veces que mi hijo no estaba implicado en ese robo. No nos dejaron comunicarnos con él. Apenas podíamos llevarle comida y de él nos entregaban carta donde pedía que lo sacaran de ese infierno (los calabozos) que él no era culpable. Les escribía a sus hijas, esposa y tías” soltó con lágrimas en sus ojos la señora Marisela al mostrar al menos 5 escritos con puño y letra en hojas algo deterioradas.

Pedro José ya fue enterrado. Los padres dicen que decenas de motorizados lo acompañaron en su sepelio pues él hacia “motopiruetas” además de que hacía trabajo de mecánica de motos “pues arregló muchas motos de petejotas”. Los padres solicitan con urgencia a la fiscalía sexta que investigue hasta que sepa lo que realmente pasó en el Cicpc de la Zona Industrial.

La muerte de Pedro Javier Terán Patiño sería la tercera que se registra en la Subdelegación Barquisimeto del Cicpc, luego de que en mayo fallecieran Néstor José Lara Luna (48) y Enderson José Yari Adán (34) por una presunta intoxicación que se generó en los calabozos.

Según los registros del Hospital Central Antonio María Pineda, Néstor José y Enderson fueron ingresados el jueves 31 de mayo de 2018 desmayados y extraoficialmente se conoció que las autoridades y médicos manejan como causa de muerte la intoxicación.

El primero ingresó al calabozo número uno el día 22 de marzo de este año por el delito de estafa y usurpación de funciones, mientras que el segundo tenía antecedentes por droga de 2011 y el 4 de mayo cayó por robo de vehículo en Asoprado, al oeste de la ciudad de Barquisimeto.

Tras este hecho, las autoridades ordenaron una limpieza en los calabozos y se registraron traslados a penales.

No hay comentarios.

Agregar comentario