Lara: Fallece privado de libertad en la GNB luego de estar enfermo

Lara: Fallece privado de libertad en la GNB luego de estar enfermo

Familiares denuncian que no hubo atención médica inmediata

Equipo UVL Lara

Un privado de libertad conocido como “Farruko” falleció el viernes 6 de diciembre de 2019 en el hospital central Antonio Maria Pineda de Barquisimeto luego de que fuera trasladado desde el Destacamento de Seguridad Urbana de la Guardia Nacional Bolivariana (Desur-GNB). Según declaraciones de los familiares, Luis Vladimir Pacheco falleció por una bacteria en el estomago.

Pacheco se encontraba recluido en los calabozos militares desde hace 3 años por robo de celular. El hombre de 24 años residía en el barrio Cuesta Santa Barbara del sur de Barquisimeto. Según su abuelo, los últimos 5 meses de “Farruko” en los calabozos fueron muy malos pues nunca le otorgaron revisión médica a raíz de un cuadro de desnutrición que presentó entre julio y agosto.  

Edgardo Vladimir Pacheco, abuelo del privado de libertad, contó que a los 19 años “Farruko” comenzó sus andanzas por el camino del mal.  El señor detalló que el joven se la pasaba con otro hombre mayor que él y desde el mismo instante que lo detuvieron lo llevaron al Desur. “Él no tenía cédula y con eso comenzó su retardo procesal. Los militares nunca le dieron la opción para llamar a sus familiares después de detenido y nos esteramos que estaba en al cárcel casi un año después” narra el familiar.

Debido a que los parientes del preso son de muy bajos recursos económicos, la alimentación de Pacheco en los calabozo se complicó hasta el punto que el abuelo no le pudo llevar más alimentos. “Cuando volví a principios de noviembre ya mi muchacho estaba desnutrido, nadie más lo visitó y estaba vomitando, me decía que tenía fiebre, diarrea y se sentí débil", explicó la condición enferma en la que estaba.

El abuelo del privado de libertad intentó buscar ayuda ante las instancias judiciales pero no lo logró. Contó que fue a la fiscalía 13 del Ministerio Público para exigir un traslado al hospital y no fue inmediato. El 7 de noviembre lo llevaron a una revisión casi rutinaria y el 27 de noviembre, ya estando más grave, le mandaron hacerle exámenes que el abuelo no pudo pagar.

No hay comentarios.

Agregar comentario