La nueva cárcel y el internado judicial no descongestionará los retenes zulianos

La nueva cárcel y el internado judicial no descongestionará los retenes zulianos

Equipo UVL - Zulia, 06/09/2018

La inauguración de una cárcel y un internado judicial en Maracaibo no
implica el desahogo de los calabozos y retenes policiales, advirtió
Iris Varela, ministra de Servicios Penitenciarios. Aclaró que una será
exclusiva para los penados extranjeros, Centro de Formación del Hombr
Nuevo Winnie Mandela; y en la otra solo  recluirán a “procesados
zulianos”, el Centro de Formación del Hombre Nuevo Francisco Delgado.
La apertura de los penales inició, el 4 de septiembre de 2018 a la
1.00 de la tarde, con un recorrido y una demostración de orden cerrado
para los medios de comunicación social. Acompañada de Abraham
Rodríguez, director para relaciones internacionales y derechos humanos
del Ministerio Penitenciario, Varela explicó que los extranjeros
procesados permanecerán en Caracas y a los penados los trasladarán a
Maracaibo, al en otrora anexo femenino de la Cárcel de Sabaneta, en la
parroquia Manuel Dagnino de la capital zuliana, en el occidente
venezolano.


La prisión tiene capacidad para albergar a 400 privados de libertad.
Pero apenas la ocupan 52, provenientes de Nigeria, España, Honduras,
Argelia, Portugal, Guyana, Ecuador, Brasil, Perú y otras 31 naciones.
“Hay requisitos para que estos privados de libertad tengan la opción
de cumplir su condena aquí: Primero que no tengan familiares en el
país y quien lo visita es su representación diplomática consular.
Segundo, tienen que estar penados (con condena)”.
Según la ministra, durante el cumplimiento de la condena “se les
garantiza todo, su ejercicio físico, sus comodidades su alimentación
adecuada, sus condiciones de higiene. Excelente servicio médico con
dotación del Ministerio de Salud”. Además se comprometió a desarrollar
“todo un protocolo para que ellos puedan pagar su servicio de llamada
telefónico para que se puedan comunicar con sus familiares en el
extranjero”.


Aunque no hizo mención al  monto de bolívares invertidos, Varela
comentó que se reacondicionó el comedor, las áreas de reclusión, la
enfermería y la cancha central. El Centro de Formación del Hombre
Nuevo Winnie Mandela es el segundo espacio en el que el ministerio
invierte recursos desde el desalojo y cierre, el 20 de septiembre de
2013, de la antigua cárcel de Sabaneta. La primera fue El Museo
Penitenciario, cuya inauguración se planteó para 2016, pero aún no
recibe a sus primeros visitantes.
Ocupación lenta
El Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas El Marite pasó, el 5
de septiembre de 2018 a las 10.30 de la mañana, a ser oficialmente el
Centro de Formación del Hombre Nuevo Francisco Delgado. Su capacidad
de reclusos se amplió de 650 a dos mil y en sus espacios se instaló un
circuito de cámaras para la vigilancia de los 409 internos que ocupan
el lugar, quienes fueron llevados a Coro y Lara durante el desalojo
del retén en abril de 2016.
“Son personas que salieron de aquí y lo lógico es traerlos de vuelta,
porque están procesados en el estado Zulia, por eso tienen el uniforme
azul, mientras que el uniforme amarillo corresponde a los penados”,
explicó Varela, quien encabezó el corte de la cinta junto a Lisandro
Cabello, secretario de Gobierno del Zulia; Willy Casanova, alcalde de
Maracaibo; y otras autoridades civiles y militares.
El nuevo centro de reclusión cuenta con tecnología de punta para el
control de acceso de visitantes, así como de vigilancia completa, las
24 horas, los 365 días del año. El ministerio decidió instalar
inhibidores de señal telefónica, sistema de seguridad manual y un
protocolo de actuación. Y para mayor control, las visitas familiares
solo serán una vez al mes y se prohibió la entrada de niños.
Tanto la cárcel para extranjeros como el Francisco Delgado tienen el
mismo itinerario para sus internos: los privados tienen que
levantarse a las 5:00 de la mañana, tender sus camas, asearse, esperar
que se pase la lista y el número. Luego deben cantar el Himno
Nacional, izar la Bandera y anotarse para las actividades diarias.
Ninguno podrá salir de sus celdas sin anotarse en una actividad
programada y vigilada por los custodios del centro, de lo contrario,
no pueden salir.


Varela enfatizó ante el cuestionamiento del hacinamiento en retenes y
comandos policiales: “Yo en Cabimas no tengo retén. Si está penado yo
lo ubico. Procesados de Maracaibo estarán en El Marite hasta que sea
condenado o salga en libertad. El que esté penado nosotros lo ubicamos
dentro del sistema. Pero un penado no necesita estar cerca de su
jurisdicción, porque no tiene que estar presentándose en tribunales.
Un penado el Ministerio Penitenciario, puede perfectamente mandarlo
para El Dorado, Táchira, Cumaná, Lara, Coro, Mérida”.
Nuevo decreto
Willy Casanova, alcalde de Maracaibo, informó que firmó un decreto
donde se prohíbe el comercio informal, en los alrededores de este
centro de arrestos.
“Esta medida de su gobierno garantizará la tranquilidad de las
comunidades cercanas al recinto”.

No hay comentarios.

Agregar comentario