La neumonía lo consume en un calabozo de Polimara

La neumonía lo consume en un calabozo de Polimara

El cadáver de  Wilmer Ramón Parra Semprún, de 34 años, lo sacaron, a las 6.00 de la mañana del 26 de diciembre de 2017, del calabozo de la Policía Municipal de Mara (Polimara), al norte del occidente venezolano y municipio fronterizo con Colombia.

Según las primeras experticias de los detectives del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas el occiso no presentaba heridas visibles ni hematomas. El deceso del recluso se manejaba como una averiguación muerte. Sospechaban que el deceso había sido natural. La necropsia corroboró su hipótesis, el detenido murió de tuberculosis. No recibió atención médica ni le administraron ningún medicamento.

Parra tenía meses en el calabozo. Aún esperaba que lo trasladaran a tribunales para su audiencia de presentación. Según los oficiales, este es el primer deceso que se reporta en el comando por complicaciones de salud de un detenido.

No hay comentarios.

Agregar comentario