Indígena preso muere en la cárcel Uribana de Lara

Indígena preso muere en la cárcel Uribana de Lara

Privado de Libertad Wayúu fallece cumpliendo condena y se sospecha que sea por tuberculosis

Un privado de libertad de origen indígena falleció mientras cumplía condena en el Centro Penitenciario David Viloria mejor conocido como Uribana que se ubica al oeste de la ciudad de Barquisimeto estado Lara. Según familiares, el preso estaba enfermo y el acta de defunción que le entregaron decía “neumonía”.

Juan Carlos González, de 33 años, falleció el 10 de octubre de 2018, pero seis días después fue que sus familiares se trasladaron desde el estado Zulia a Lara para retirar el cadáver y poder darle sepultura. Familiares expresaron que el hombre estaba desnutrido y a pesar de lo que estaba escrito en el informe de su muerte ellas presumen que murió por tuberculosis.

Detallan parientes que Juan Carlos tenía un año y 8 meses privado de libertad en Uribana por el delito de homicidio. Antes de estar en Lara, su sitio de reclusión fue en “La Cuarta” de San Felipe, estado Yaracuy donde cometió el delito.

Explican que el lunes 9 de octubre a Juan Carlos lo trasladaron de emergencia hasta el Hospital Central Antonio María Pineda de Barquismieto, porque presentaba insuficiencia respiratoria.

Tres días más tarde la mamá, hermana y tía del Wuayúu se enteraron del fallecimiento y vinieron para Barquisimeto y cuando acudieron al reconocimiento del cadáver, se dieron cuenta de que estaba descompuesto. “El 30 de septiembre lo visité en la cárcel, estaba muy flaco me decía que la comida del almuerzo le llegaba a las 3:00 de la tarde y la cena a las 12:00 am. Cuando lo vi tenía mucha tos y me dijo que había presentado fiebre”, comentó con tristeza la hermana de Juan Carlos.

La mujer detalló que Juan Carlos salió del Zulia a finales de 2016 cuando lo contrataron como vigilante en una empresa en San Felipe, estado Yaracuy y fue cuando cometió el crimen, tras una discusión con un hombre.

A Juan Carlos se lo llevaron detenido y estuvo 15 días en el Cicpc de San Felipe, pero de allí fue trasladado en febrero de 2017 hasta Uribana, en donde estuvo recluido por más de un año.

No hay comentarios.

Agregar comentario