Familiares logran acuerdo con Policía Municipal de Vargas para garantizar comida a privados de libertad

Familiares logran acuerdo con Policía Municipal de Vargas para garantizar comida a privados de libertad

Nadeska Noriega - UVL Vargas

La Guaira. Familiares de los privados de libertad recluidos en el comando de la Policía Municipal de Vargas ubicada en la avenida La Playa, sector El Playón en la parroquia Macuto, llegaron  a un acuerdo con las autoridades de este Centro de Detención Preventiva (CDP),  para garantizar la comida para los detenidos durante la radicalización de la cuarentena, que fue ordenada en el estado Vargas e impide la movilidad entre las distintas parroquias.  

“Uno de los problemas que hemos tenido, desde que se decretó  la cuarentena por el  COVID-19, es la de traerle la comida a nuestros familiares. Fue  por ello que conversamos con los jefes de la Policía Municipal y logramos llegar a un acuerdo. Durante las semanas de flexibilización y donde la movilidad sea mejor los familiares vendremos a la Policía Municipal a traer la comida a nuestros familiares, pero si se mantiene la radicalización de la cuarentena, la Policía Municipal les dará la comida o dejaremos alimentos sin preparar, para que sea procesada en el comando de la policía municipal”, contó la madre de uno de los detenidos,  quien solicitó el resguardo de su identidad.

    Los familiares explicaron que llevaron envases de comida  para cada uno de los detenidos, inclusive para aquellos cuyos familiares no van a visitarlos.

   El Centro de Detención Preventiva del Comando de la Policía Municipal de Vargas alberga para este 25 de junio un total de 24 detenidos.

   “Logramos un acuerdo entre los familiares y también con las autoridades por el bien de nuestros detenidos. Sabemos que nuestros familiares cometieron un delito, pero por lo menos queremos darle la garantía de que tengan comida y atención primaria”, dijo José Medina,  quién es familiar de uno de los recluidos en este centro.

Una ventana a la Libertad contactó a  las  autoridades de la Policía Municipal de Vargas quienes confirmaron lo dicho por los familiares. “Nuestro interés es que los privados de libertad cuenten con las garantías que podamos ofrecerle. Lamentablemente no contamos con una infraestructura como tal, porque este comando no está diseñado como un centro de detención preventiva.  Sin embargo hemos logrado llegar acuerdos con familiares y mantener una paz institucional en nuestras instalaciones.  La idea es  garantizar los derechos humanos de estos detenidos, especialmente el tema de la alimentación, por lo difícil e la movilidad en temas de cuarentena”, explicó el Comisionado Agregado, Jesús Romero Inciarte, Director del Instituto Autónomo Policía Municipal de Vargas.  

No hay comentarios.

Agregar comentario