Familiares del reo abatido por polirribarren en Lara piden justicia

Familiares del reo abatido por polirribarren en Lara piden justicia

Parientes de un fugado en Barquisimeto dicen que privado de libertad quería entregarse

La sobrina de José Gregorio Luzardo Abreu habló en representación de la familia del privado de libertad abatido a tiros el martes 22 de mayo de 2018 tras ser uno de los reos que, presuntamente, se fugó de los calabozos de la Comandancia General de la Policía Municipal de Iribarren capital del estado Lara. A los medios de comunicación de Lara ofreció sus declaraciones

“Él se entregó. Se puso de rodillas y pedía que no le dispararan, pero (los policías) sí lo hicieron (le dispararon)”, denunció con dolor María Peraza, sobrina de José Gregorio a los periodistas de la región.

La joven informó que a su pariente le dispararon mientras huía cuando fue abordado por los funcionarios, pero detalla que al reo de 29 años de edad le dispararon “sin contemplación”.

José Gregorio, supuestamente, se escapó junto a otros diez reclusos de la Policía Municipal de Iribarren (PMI). Horas después, murió cerca de la casa de su familia, cuando los polimunicipales estaban a punto de su recaptura.

Familiares contaron a los medios que el martes 22 de mayo en la mañana llegó al sector llamado Barrio Lindo que se ubica al noreste de Barquisimeto vestido con un short, una franela y descalzo. Aseguran que se sorprendieron cuando los vieron y le preguntaban qué había pasado que no estaba en su calabozo.

“Él solo quería ver a su hija de 9 años; tenía mucho tiempo sin verla”, relata la sobrina al referirse sobre la razón que lo llevó hasta la casa donde él vivía.

Según lo que le contó la sobrina a los medios, a José Gregorio en la madrugada del martes, presuntamente, unos policías “los dejaron salir para que ellos se escaparan. Cuando José Gregorio llegó a la casa, nos dijo que los policías le habían dado salida porque en los calabozos había sobrepoblación y que los funcionarios le habían dado la oportunidad de correr. Después fue que vinieron por él”, expresó.

Familiares y vecinos del sector aseguran que los funcionarios de la Polimunicipal llegaron en motos y al verlo, lo rodearon. Presuntamente allí fue cuando el chamo resultó herido.

“Le dispararon en el abdomen. Los policías lo rodearon mientras esperaban para trasladarlo al hospital, no dejaban que nos acercáramos a él, pero él nos hablaba”, detalla con voz entrecortada la sobrina.

Vecinos de la zona aseguraron que cuando los funcionarios de la Policía Municipal llegaron a la comunidad, el recluso intentó “escudarse” con una jovencita, pero ella como pudo se zafó. Supuestamente, en ese momento un funcionario disparó.

“Me agaché para verlo y por las ruedas de las motos lo veía y me gritaba: “Me llevan vivo, me llevan vivo”, pero él fue ingresado al ambulatorio muerto”, aseguró la sobrina.

Alcaldía asegura que “no hay condiciones

Luis Contreras, director general de la Alcaldía de Iribarren, admitió que en la Comandancia de la Policía Municipal “no hay condiciones para la cantidad de presos que allí se encuentran”. Las declaraciones las hizo durante una rueda de prensa realizada el miércoles 23 de mayor, un día después del conflicto. En esta declaración a los medios regionales informó que ya están abiertas las investigaciones por parte del Ministerio Público y funcionarios del Cicpc para determinar cómo se generó esta fuga.

Asegura que actualmente en los calabozos permanecen 90 privados de libertad, sin embargo según fuentes extraoficiales que maneja La Prensa, el número supera los 100 detenidos en este Centro de Detención Preventiva.

Contreras dice que la mayoría de los presos están en proceso judicial y que los trámites de traslados hacia Fénix y Uribana están en marcha. “En los próximos días se podrían estar materializando los traslados”. Ante las dudas sobre las condiciones de los detenidos Contreras dice que reciben tres veces a la semana la visita de la Defensoría del Pueblo.

Nuevo jefe de la PMI

Se pudo conocer que el mayor del Ejército Orlando Gómez, es el nuevo director de la Policía Municipal de Iribarren, pues hasta hace una semana el mayor Wilmer Pifano, tenía ese puesto.

Las razones la destitución de Pifano se desconocen. Pifano ha sido director de la PMI en dos gobierno, el primero fue cuando Amalia Sáez era alcaldesa en 2011 y luego en agosto de 2017 nuevamente fue designado como director por Teresa Linárez, alcaldesa encargada.

El mayor Pifano duró alrededor de nueve meses como director. La próxima semana será la transmisión de mando.

No hay comentarios.

Agregar comentario