Familiares de presos en Nueva Esparta exigen celeridad procesal en el Palacio de Justicia

Familiares de presos en Nueva Esparta exigen celeridad procesal en el Palacio de Justicia

A las afueras de los tribunales en el estado Nueva Esparta se encuentran a diario familiares de privados de libertad que están tan hastiados como sus allegados de los retardos procesales, trabas y extorsiones que se registran a diario en el Palacio de Justicia insular.

UVL Nueva Esparta

Los allegados manifestaron que los procesos legales dentro de este recinto llevan al menos un mes paralizados, por una supuesta caída del sistema electrónico, lo que imposibilita que se realicen los procedimientos legales que se requieren para que los casos se agilicen.

Betty Pereira, tienen a su hijo detenido en el Penal de San Antonio desde hace más de tres años, aseguró que espera la resolución para una nueva apertura de juicio, pero que el problema con el sistema ha provocado que todo se retrase y las autoridades no dan respuestas.

“Mientras este problema persiste mi hijo y muchos muchachos lo que hacen es podrirse dentro de los centros penitenciarios, en los cuales solo hay hacinamiento y enfermedades”.

Pereira reseñó que a su hijo le dieron libertad con medida de presentación hace un año, pero el fiscal la apeló y lo devolvieron a audiencia preliminar. “Tengo mucho miedo que lleguen a hacer un Plan Cayapa y lo saquen de la Isla, cuando él debería estar en libertad por que ya cumplió su castigo. Pido por favor que le den celeridad al caso de mi hijo y al de todos los privados de libertad.

Por su parte, Rosa Marcano, quien tiene a su hijo desde hace ocho meses en el Centro de Detención Preventiva de CICPC en Punta de Piedras, reseñó que todo en el Palacio de Justicia neoespartano es complicado. “Cualquier proceso que se lleve acá, te piden dólares.  A mi hijo le tocaba la preliminar pero siempre la difieren, esto es frustrante”.

Fueron varios los allegados de presos en los Centros de Detención Preventiva en Nueva Esparta quienes se acercaron a exponer la dura realidad que viven ellos y sus familiares tras las rejas, aunque muchos se cohibieron de denunciar la situación por miedo a represalias.

No hay comentarios.

Agregar comentario