Estudiantes de la ULA Mérida donaron comida a detenidos en el CDP del CICPC de Mérida

Estudiantes de la ULA Mérida donaron comida a detenidos en el CDP del CICPC de Mérida

“Hoy estuvimos aportando otro granito de arena en las celdas del CICPC donde se encuentran los privados no solo de libertad, sino de servicios básicos necesarios como agua y comida, entre otras”, señaló el dirigente estudiantil del movimiento 13 de marzo Carlos Ramírez

Elvis Rivas / equipo UVL Mérida

Estudiantes de la Universidad de Los Andes apoyados por amigos y colaboradores donaron alimentos a los detenidos del Centro de Detención Preventiva ubicado en las instalaciones del CICPC de la ciudad de Mérida.

“Hoy estuvimos aportando otro granito de arena en las celdas del CICPC donde se encuentran los privados no solo de libertad, sino de servicios básicos necesarios como agua y comida, personas para las que los DDHH y debido proceso son solo palabras muertas plasmadas en algún texto”, señaló el dirigente estudiantil Carlos Ramírez, del Movimiento 13 de marzo.

Los jóvenes universitarios señalaron que los detenidos en los retenes policiales no reciben atención alimentaria ‌por parte del estado, lo cual viola sus derechos como ciudadanos. “A pesar de estar purgando una condena por algún delito (o no) siguen siendo seres humanos, con necesidades, carencias, sufriendo el hacinamiento, retardo procesal, incluso algunos abandonados por sus familiares”.

Agradecieron la colaboración de quienes contribuyeron con los insumos necesarios para la elaboración de los alimentos que fueron distribuidos a los privados de libertad. Les preocupa la condición de hacinamiento que padecen los CDP del país, lo cual favorece la propagación de enfermedades, entre ellas, el Coronavirus. “Hoy pudimos llevar comida a esos jóvenes que tanto lo necesitan. En estos centros de detención con ese estado de olvido e insalubridad fácilmente puede propagarse el COVID-19”.

Denunciaron que en los reclusorios no se garantizan los Derechos Humanos de los detenidos. “Debemos entender que la violación de los DDHH se da en contextos de precariedad jurídica, institucional y democrática. La salud de una democracia y el rescate de la sociedad tiene que ver no solo con petróleo y finanzas sino con un respeto a la constitución como norma suprema, esto aunado a una cultura de tolerancia de los venezolanos hacia los venezolanos y solidaridad por parte de todos”.

Foto leyenda

Los estudiantes llevaron alimentos a los detenidos en las instalaciones del CICPC Mérida

Denunciaron que en los Centros de Detención Preventiva no se garantizan los DDHH de lso privados de libertad

Les preocupa la condición de hacinamiento que favorece la propagación de enfermedades , entre ellas el Covid-19

No hay comentarios.

Agregar comentario