En supuesto enfrentamiento murió reo fugado del retén policial de Punto Fijo

En supuesto enfrentamiento murió reo fugado del retén policial de Punto Fijo

Su traslado a la Comunidad Penitenciaria de Coro (CPC) estaba previsto para este martes 13, pero su fuga del centro de detención preventiva (CDP) de Polifalcón, situado en Punto Fijo, lo impidió.

Eva Riera, UVL Falcón

Adrián Arturo Ramos Hoyo, de 27 años de edad, era el preso número 22 que llegaría en calidad de “nuevo” a la CPC el día de hoy, pero murió en un presunto enfrentamiento con funcionarios del Servicio de Investigación Penal de la Policía del estado Falcón (SIPEF) que lo buscaban para devolverlo a prisión.

Ramos Hoyo se evadió la mañana de este lunes 12 de agosto luego de salir al patio del CDP a buscar un balde de agua para bañarse. En un supuesto descuido de sus custodios echó a correr hacia la parte trasera del retén donde, según contaron algunos vecinos, lo esperaba un vehículo para huir.

    Estaba detenido por el homicidio calificado del capitán de corbeta (r) Oscar Enrique Polanco, de 47 años de edad, cometido el 9 de diciembre de 2015 en compañía de dos sujetos más.

El crimen ocurrió en el callejón Ayacucho, de Punto Fijo, luego que el capitán retirado interfiriera en favor de una mujer que estaba siendo golpeada por su pareja frente a una tasca. El exmilitar estaba con dos amigos más a quienes la mujer les recomendó que huyeran pues su agresor los había amenazado de muerte. Todos corrieron, pero Polanco fue alcanzado por el sujeto y sus compinches quienes lo apuñalaron en la cabeza y le propinaron golpes hasta dejarlo inconsciente pese a que éste les suplicaba que no lo mataran.

En la audiencia de presentación efectuada tres días después de su captura en 2015, el juez Tercero de Control ordenó su reclusión en la CPC, pero esta decisión nunca fue acatada.

El pasado 11 de julio, Ramos Hoyo fue también noticia al denunciar al oficial jefe de Polifalcón, Carlos Antonio Rivas, de haberlo sometido a tratos crueles e inhumanos para que confesara donde tenía el celular que Rivas había perdido. Por este hecho, el funcionario de 36 años de edad quedó detenido al comprobar el Ministerio Público que había perdido el teléfono en el patio del CDP donde fue hallado por compañeros de trabajo.Este martes 13, al ser ubicado en la calle 1 del sector Bicentenario de Punto Fijo, los funcionarios del Sipef le dieron la voz de alto, pero Ramos Hoyo les habría disparado con una escopeta calibre 12 que quedó en el sitio junto a su cadaver.

No hay comentarios.

Agregar comentario