Caracas: Funcionarios cobran entre 20 y 50 dólares para trasladar a reclusos a tribunales, denuncian familiares de detenidos en PNB de Boleíta

Caracas: Funcionarios cobran entre 20 y 50 dólares para trasladar a reclusos a tribunales, denuncian familiares de detenidos en PNB de Boleíta

Equipo UVL Caracas

No es la primera vez que Una Ventana a la Libertad recibe esta denuncia en Caracas: funcionarios destacados en la Policía Nacional de Boleíta cobran por trasladar a tribunales a reclusos detenidos en ese calabozo policial. Pero durante la pandemia las denuncias han sido más frecuentes. 

De acuerdo con testimonios de esposas y madres de internos detenidos en este CDP, también conocido como la antigua Zona 7 de la extinta Policía Metropolitana, en la actualidad los policías cobran entre 20 y 50 dólares para trasladar a sus privados de libertad a tribunales. 

“Están pasados los policías. Hay muchas mujeres sufriendo porque no han podido trasladar a sus familiares a tribunales, pues no tienen dólares para pagarles a los funcionarios. El gobierno y las autoridades deberían investigar estas irregularidades. Algunos presos han logrado subir a tribunales porque la juez los ha solicitado, pero en la mayoría de los casos cuando no les pagamos a los policías, ellos ponen la excusa que no tienen camión o transporte para el traslado de presos”, explicó una de las mujeres entrevistadas por UVL.

Aunque desde agosto de 2016, cuando Una Ventana a la Libertad inició el monitoreo en centros de detención preventiva en el país, se ha denunciado que en la Policía Nacional Bolivariana hay funcionarios implicados en actividades ilegales, como cobro de vacunas para permitir visitas especiales o conyugales, así como el pase de teléfonos y otros objetos, durante este 2020, especialmente durante la pandemia, se ha confirmado que los policías cobran en dólares por el ingreso de medicamentos, artículos especiales, traslados a tribunales y visitas conyugales y “exprés”, pese a que desde marzo se suspendió el ingreso de personas a centros penitenciarios y centros de detención preventiva para evitar la propagación del COVID-19. 

A todas estas irregularidades se suma que la PNB de Boleíta es el CDP con más hacinamiento en el Área Metropolitana de Caracas. Un aproximado de 1100 internos están hacinados en un espacio que tiene capacidad para albergar a 250 personas por un lapso de 48 horas.

En el seguimiento a este centro de detención preventiva UVL ha confirmado que más de 100 reclusos tienen tuberculosis, pero no todos reciben atención del Estado y, en algunos casos, los tratamientos han sido interrumpidos por la falta de medicamentos. 

Notas relacionadas:

No hay comentarios.

Agregar comentario