Caracas: Denuncian que en centro de atención para adolescentes no permitieron ingresos de alimentos

Caracas: Denuncian que en centro de atención para adolescentes no permitieron ingresos de alimentos

Equipo UVL Caracas

Una Ventana a la Libertad recibió una denuncia este martes 10 de noviembre.

Familiares de la población interna detenida en el Centro de Atención para Adolescentes de Ciudad Caracas, ubicado en El Cementerio, reportaron que no les recibieron los alimentos.

Extraoficialmente se pudo conocer que este centro de reeducación de adolescentes se encuentra intervenido desde el domingo 8 de noviembre por funcionarios del Estado. Sin embargo, hasta los momentos se desconoce la causa.

Angustiadas, las madres contaron su preocupación por los maltratos físicos, que aseguran, reciben los adolescentes en conflicto con la ley que están en este centro de reclusión.

Uno de los familiares que fue al lugar a llevar comida, aseguró que esa población reclusa es golpeada con frecuencia. Dentro de los castigos, familiares indican que los ponen a dormir fuera de las celdas, los obligan a hacer gritos repitiendo las normas.

Una de las mujeres consultadas manifestó a UVL: “Sabemos que los muchachos andan tremendiando y de pronto cometieron algún delito, pero tampoco es para que los maltraten así y los terminen malogrando de una golpiza”.

Se conoció que en este centro se encuentran al menos 85 internos repartidos en pequeñas celdas que comparten con otros 11 adolescentes.

Durante la pandemia las visitas fueron suspendidas en este centro, también conocido como Ciudad Caracas, hasta hace unas semanas cuando se autorizó la reactivación de los encuentros familiares, con las medidas de bioseguridad que contempla el uso del tapaboca y no se le permite contacto físico de ninguna naturaleza. Las visitas se están realizando en este centro cada 15 días en el área del comedor.

La recepción de la comida y artículos de uso personal son los días martes y sábado. Los familiares deben llevar un solo envase por interno con alimentos que deben ser distribuidos para el resto de los días. Se les permite pasar agua potable para el consumo así como jugos. Los internos solo tienen la posibilidad de realizar una llamada a sus familias los días viernes para solicitar lo que necesitan, explicaron fuentes extraoficiales.

Los familiares refirieron a Una Ventana a la Libertad que esta población se encuentra bastante delgada y que impedirle el ingreso de los alimentos solo afecta el ya debilitado estado de salud de los internos.

La paralización del sistema de justicia es otra de las repetidas denuncias que hacen los familiares y en este centro de reclusión no es la excepción. Otra de las fuentes consultadas que prefiere guardar el anonimato, para evitar mayor represalias en contra de su familiar, refirió que ha pasado más de año y medio y hasta el momento nunca lo han trasladado a los tribunales para abrir su juicio.

Familiares hacen un llamado al Ministerio Público para que se verifique las irregularidades y violaciones de los Derechos Humanos que, aseguran, se cometen en este centro de reclusión para adolescentes en conflicto con la ley.

No hay comentarios.

Agregar comentario