Carabobo: Recluso murió por tuberculosis en calabozos del Cicpc Subdelegación Valencia

Carabobo: Recluso murió por tuberculosis en calabozos del Cicpc Subdelegación Valencia

Equipo UVL Carabobo

Como Ernesto Arvelo, de 24 años, identificó un familiar al recluso que murió la madrugada del lunes 07 de septiembre en uno de los calabozos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Subdelegación Valencia, también conocida como Plaza de Toros, ubicada al sur de la capital del estado Carabobo.

 La información la dio Mildiely Arvelo, hermana de la víctima. Sostuvo que su pariente estuvo seis meses preso en ese Centro de Detención Preventiva (CDP), que fueron días de “tristeza, dolor y sufrimiento”.

Ernesto Arvelo  y su padre fueron arrestados por hurto y permanecían en los calabozos del Cicpc de Plaza de Toros desde el 03 de marzo de este año. El viernes 4 de septiembre le dieron libertad  al papá de Ernesto. Él esperaba  la audiencia preliminar, pero no aguantó debido al deterioro de salud.

 Mildiely denunció que su hermano falleció a eso de las 3:00 de la mañana del viernes por desnutrición, insuficiencia renal, insuficiencia respiratoria aguda y tuberculosis, después de tres días de agonía.  

Manifestó que al joven le costaba respirar. “Le faltaba oxígeno por la cantidad de presos. Él se ponía morado y sus compañeros trataban de revivirlo echándole aire”, expresó compungida.

No tienen misericordia

Familiares del recluso fallecido sostuvieron que los funcionarios de la policía científica no tienen misericordia con los presos enfermos.

Mildiely contó a los medios de comunicación que para ella y su familia se convirtió en un calvario la lucha para lograr que su hermano recibiera atención médica.

Narró que en una oportunidad llevó un acta para que lo trasladaran a un centro hospitalario, pero no lo sacaron. En esa oportunidad los funcionarios le dijeron que debía llevar un médico privado hasta el Cicpc, pero eso no fue posible porque no tenían los 25 dólares que el doctor les estaba cobrando por el servicio.

Posteriormente, para suerte de los privados de libertad, se llevó a cabo una jornada médica en la sede policial de Plaza de Toros para atender a los reclusos.

Ernesto fue revisado por un médico y le pusieron un tratamiento. Los familiares como pudieron reunieron el dinero para comprar los medicamentos, “pero de nada sirvió porque al día siguiente realizaron una requisa y le botaron todo el tratamiento”, recuerda el familiar del joven.

En vista que no le aplicaban los medicamentos recetados por el médico que lo atendió en la jornada médica, Ernesto Arvelo fue desmejorando en salud por lo que tuvieron que sacarlo hasta “la Previa”, que consiste en un pasillo cercano a los calabozos.

 El deterioro del privado de libertad fue tan crítico que se hacía sus necesidades fisiológicas encima.  2Lo tenían completamente desnudo allá”, denunció Mildiely Arvelo.

 CDP o “minicárcel”

El Cicpc de Plaza de Toros, que es un Centro de Detención Preventiva que cuenta con cuatro  celdas “A”, “B” y “C” para hombres y la “D” para mujeres.

 Esto sin contar el espacio habilitado en el área de la División de Vehículos porque el hacinamiento es inmenso en la zona para hombres.  

Se conoció que actualmente en el calabozo “A” hay al menos 160 reclusos y que en total suman 341 detenidos aproximadamente en las instalaciones de la Subdelegación  Valencia de la policía científica originando un hacinamiento extremo que pone en peligro la salud y la vida de los privados de libertad.

Fotos: Cortesía El Carabobeño

No hay comentarios.

Agregar comentario