Carabobo: Localizan sin vida a custodio del penal Hombre Nuevo “El Libertador”

Foto: Referencia

Rubén Bolívar Idrogo | UVAL Carabobo

Valencia.- Un custodio del Centro de Formación del Hombre Nuevo “El Libertador”, ubicado en la Autopista José Antonio Páez (Autopista Sur), parroquia Tocuyito del municipio Libertador del estado Carabobo, fue localizado sin vida en una zona enmontada de dicho penal.

De manera extraoficial se conoció que el hombre respondía al nombre de Enmanuel Gabriel Betancourt Malavé, de 39 años, quien tenía su residencia en la parroquia San Antonio de Yare, municipio Simón Bolívar del estado Miranda.

 De acuerdo a la fuente, a Betancourt Malavé lo localizaron sin vida el miércoles 4 de agosto de 2021. Presuntamente falleció a causa de los golpes que recibió por objeto contundente. La muerte de este ciudadano es investigada para dar con el o los responsables de este homicidio.

Requisas y golpizas

Familiares de los privados de libertad que están en las diferentes torres del Centro de Formación del Hombre Nuevo “El Libertador” denunciaron que desde que localizaron sin vida al custodio, las autoridades del penal estuvieron haciendo requisas durante dos días.

“No conformes con quitarles y botarles sus pertenencias, sino que también les caen a palos como si los presos tuvieran culpa de la muerte del custodio”, se quejó la madre de uno de los reclusos.

Las requisas se realizaron todo el día, incluso en horas de la madrugada. A los privados de libertad los tenían en el área de “reflexión” mientras llevaban a cabo la inspección en las celdas. “Cada vez que hacen eso se parecen al “barbarazo” porque acaban con todo. Nosotras somos las más perjudicadas porque tenemos que “parir” para comprarles sus cosas nuevamente”, sostuvo la esposa de uno de los reclusos.

Muere recluso en el penal

Como Ángel José Gaona Medina, de 32 años de edad, falleció en el penal de Tocuyito. Una tía dijo que falleció producto de una cirrosis hepática y por desnutrición, aunque una serie de eventualidades se conjugaron para que su pariente falleciera.

“El comenzó a sufrir de supuestamente de una cirrosis, falta de traslado, respuesta del tribunal, la pandemia. Mi sobrino se complicó con un estado de desnutrición y lamentablemente ese fue el fatal desenlace”.

Hay otra cosa dijo: “Se necesitaban 10 litros de gasolina para su traslado desde el penal hasta el hospital central y no se pudo conseguir”. La muerte de Ángel José Gaona Medina ocurrió el 13 de julio de este año.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*