Carabobo: Extensión de la cuarentena hunde en el desespero a familiares de los reclusos

Carabobo: Extensión de la cuarentena hunde en el desespero a familiares de los reclusos

Rubén Bolívar Idrogo / UVL Carabobo

El alargue de la cuarentena hunde en el desespero a familiares de los privados de libertad que están en los Centros de Detención Preventiva (CDP), así como en el Complejo Penitenciario de Carabobo (penal de Tocuyito) y Centro de Formación del Hombre Nuevo “El Libertador”, éstos dos ubicados en Tocuyito, municipio Libertador, estado Carabobo.

En un contacto con el equipo de Una Ventana a la Libertad (UVL), sostuvieron que la decisión del presidente Maduro en alargar la cuarenta por 30 días más agrava la situación de los presos.

Como un balde agua fría cayó sobre los familiares de los privados de libertad cuando el 12 de mayo de 2020, el presidente Maduro extendió por 30 días más la cuarentena en el país a causa del Coronavirus (Covid-2019).

“Esto pone más en riesgo la salud y la vida de todas las personas que están presas. Hombres y mujeres que permanecen en las cárceles del país resultan afectados y afectadas por esta decisión que tomó el Ejecutivo nacional”, afirmaron los parientes.

Manifestaron que no le llevan la contraria al Presidente, pero si le refutan que no toman en cuenta las precarias situaciones en que se encuentra la población penal venezolana.

Aseguraron que no encuentran a dónde acudir para llevar sus quejas y reclamos. La alimentación y atención de salud para los miles de privados de libertad que hay en los CDP y las cárceles del país es responsabilidad del Estado venezolano. “Les están violentando sus Derechos Humanos”, expresaron.

Con la extensión de la cuarentena se mantiene la prohibición de las visitas. Esto aunado a la escasez de gasolina, hace imposible llevarles comida, medicinas y artículos de aseo. “Esto también agudiza el retardo procesal; además, aumenta el hacinamiento porque siguen ingresando más presos”.

Situación desesperante

Una madre dijo que tiene casi 60 días sin saber nada de su hijo; esto a raíz de la cuarentena y la suspensión de visitas.

“No sé nada de él. Lleva mala alimentación ahí en el penal de Tocuyito. Los presos no tienen derecho a  nada. Esto es desesperante”.

Explicó que su hijo estaba preso en la sede del Cicpc El Paraíso, Caracas y de ese sitio lo trasladaron al penal de Tocuyito. Ya tiene un año que no pisa el Tribunal de Los Teques, donde llevan su caso.

“Pido de corazón que me ayuden. Para mí no es fácil, sólo le pido a mi Dios todos los días que le den la oportunidad de salir en libertad”.

Tiempo sin ver a su pareja

“Soy pareja de un preso del Centro Penitenciario Nuevo Hombre “El Libertador” y desde que comenzó la cuarentena no sé nada  de él porque suspendieron las visitas”.

Los presos anteriormente podían llamar y así mantenían contacto con su familia, pero ahora ya no les permiten realizar las llamadas que anteriormente hacían. “Pedimos apoyo para que al menos puedan hacer una llamada semanal”.

Esta ciudadana dijo que desde que inició la cuarentena no sabe nada de su marido. “Tampoco he podido llevarle artículos personales porque no lo permiten”.

“Mi pareja tiene dos años preso. No sé cómo está haciendo para cepillarse y para bañarse no tiene jabón ni crema dental. No sabemos absolutamente nada de él”.

Familiares preocupados

Otros parientes de un privado de libertad quien también se encuentra recluido en el Centro Penitenciario Nuevo Hombre “El Libertador, manifestaron estar preocupados.

“Tenemos 59 días que no tenemos noticias de nuestro familiar. No le han dado ni siquiera una llamada. Estamos preocupado. Por favor ayúdennos”.

No hay comentarios.

Agregar comentario