Anzoátegui: En menos de 24 horas mueren dos privados de libertad en Polisotillo

Anzoátegui: En menos de 24 horas mueren dos privados de libertad en Polisotillo

Los cuerpos de Yonaike Nieves, de 27 años y Edinsón González, de 47 años de edad, fueron trasladados a la morgue del hospital Luis Razetti de Barcelona tras ingresar sin signos vitales al principal centro asistencial

Giovanna Pellicani.-  Anzoátegui

Puerto La Cruz.- Dos privados de libertad que estaban recluidos en los calabozos del Centro de Coordinación Policial del municipio Sotillo, ubicado en la zona norte del estado Anzoátegui, fallecieron por tuberculosis,  entre la tarde del martes y la mañana de este miércoles.

Ambas muertes causaron conmoción entre los familiares de  quienes se encuentran recluidos en las celdas de Polisotillo, donde existe un hacinamiento de  590%, pues sus calabozos albergan 295 detenido, mientras que su capacidad es de 50 personas.

Quienes acuden a diario al CCP a llevar alimentos y agua filtrada a sus parientes detenidos aseguran que 80% de los privados de libertad  duermen parados, carecen de agua potable y no cuentan con ventilación adecuada en las celdas, lo que ha generado el incremento de infecciones en la piel que no han podido ser tratadas por falta de medicamentos y atención médica.

Yonaike Nieves, de 27 años y Edinsón González, de 47 años de edad, fueron las víctimas fatales. Ambos tenían más de ocho meses en el centro de reclusión preventiva esperando por sus audiencias de presentación. Sus parientes habrían  exigido sus traslados a un centro asistencial, pero no los tomaron en cuenta.

Denunciaron que existen más de diez detenidos con tuberculosis que no han recibido asistencia médica y tampoco se encuentran aislados del resto de la población, lo que pone en riesgo a más de 250 privados de libertad que pernotan en claro hacinamiento en el interior de tres calabozos que fueron construidos en las instalaciones de Polisotillo.

Ambos cadáveres permanecen en la morgue del hospital Luis Razetti de Barcelona, de donde sus parientes no han podido retirarlos debido a que un servicio funerario supera los Bs S 4.000.000, pueden deben trasladarlos a sus ciudades de origen y sus familiares son de escasos recursos.

Foto: Giovanna Pellicani

Los cadáveres de  Yonaike Nieves y Edinsón González fueron colocados en una de las ocho cavas con la que cuenta la morgue del hospital Luis Razetti de Barcelona

No hay comentarios.

Agregar comentario