Anzoátegui: cuerpo de privado que murió por tuberculosis se descompone en la morgue

Anzoátegui: cuerpo de privado que murió por tuberculosis se descompone en la morgue

El cadáver de Jesús Santoyo tiene cinco días en la morgue del Hospital Luis Razetti de Barcelona y aún no ha sido retirado por sus familiares

Giovanna Pellicani.- El Pitazo / Anzoátegui

Barcelona.- Hace cinco días falleció en el Internado Judicial José Antonio Anzoátegui de Barcelona, el privado de Libertad Jesús Santoyo, quien a sus 29 años de edad, presentaba un cuadro crónico de tuberculosis y no había recibido asistencia médica o tratamiento para su control.

El interno había sido trasladado hasta la sala de urgencias del hospital Luis Razetti de Barcelona el pasado jueves en horas de la mañana, luego de ser llevado por sus compañeros de celda hasta la garita principal de la cárcel capitalina, pero tras el ingreso los galenos de turno observaron que éste carecía de signos vitales.

El cuerpo de Santoyo fue llevado de inmediato hasta la morgue del principal complejo hospitalario del estado Anzoátegui, donde permanece sobre una camilla de acero inoxidable debido a que las ocho cavas que están en el interior del anfiteatro forense tienen más de seis meses dañadas.

Hasta el momento sus parientes no han retirado el cadáver, pues se pudo conocer que el infortunado era nativo del estado Miranda, y supuestamente sus familiares carecen de recursos para trasladarse hasta el estado Anzoátegui.

La exposición del cadáver que está bordeado a gusanos ha generado también un foco de contaminación y fetidez que, según explican trabajadores del hospital capitalino, ha comenzado a afectar a los pacientes que se encuentran en el área de emergencia del principal centro asistencial de Anzoátegui.

Familiares de algunos privados de la cárcel ubicada en el sector Puente Ayala de Barcelona, aseguran que en el recinto penitenciario están ocho internos en delicado estado de salud con tuberculosis y desnutrición, por lo que solicitan operativos de asistencia médica y la activación del “Plan Cayapa”.

Foto: Giovanna Pellicani (Archivo)

Durante el año 2020 se han contabilizado seis muertes por tuberculosis en la cárcel de Barcelona

No hay comentarios.

Agregar comentario